Cocó (Constanza, en la foto principal), una niña de 7 años de la ciudad de San Salvador del Jujuy, al norte de Argentina, atravesaba durante Abril 2014 un tratamiento de quimioterapia en el Hospital de Niños Dr. Quintana de esa ciudad. Nora, una amiga de su madre, le propuso tejerle un gorro de lana con forma de lechuza. “Téjeme también para Dylan”, le respondió Cocó. Dylan, su compañero de la “Sala Fucsia” – aquella ocupada por los niños con padecimientos oncológicos.

“Mmmm… mejor hagamos para todos”, le propuso Nora. “Ármate una lista de todos los chicos de la sala”.

La lista de 15 niños que armó Cocó era todo un desafío para Nora, quien teje desde que tenía 4 años: debía tener listos los gorros para el 29 de Abril, día en que cada niño recibiría un gorro de regalo para celebrar el “Día del Animal*” (ya que no pueden tener animales en la “Sala Fucsia”). Por suerte para ella, nuevas manos se sumaron para aportar horas de tejido y esfuerzo, resultando en una maravillosa producción:

Gorros varios

Chanchito y sus amigos, Perrito, Ratoncito, y las muy populares Lechuzas!

Nora compartió lo que estaba pasando con Guillermo Caro, amigo de la infancia, creativo y publicista. “Ya, tienes que crear una red”, le dijo él. Ese mismo día del festejo, el 29 de Abril, nació la “Red Tejiendo Amor”, un grupo de personas (algunas tejedoras, otras no) que se proponen alegrar y aliviar a los niños bajo tratamientos oncológicos. “Les hace ver la enfermedad de otra manera”, dice Nora.

P1010330

La iniciativa generó rápida adhesión en la comunidad, y la gente empezó a colaborar no sólo donando ovillos de lana, sino también “cuadraditos” tejidos para armar mantas, escarpines. La página de Facebook de esta incipiente red fue el medio para convocar y coordinar todas estas contribuciones.

Varios items

¡Hasta una empresa de computación se sumó con una donación de 10 “tablets” para los niños de la “Sala Fucsia”! Mientras tanto, Cocó sigue ayudando a Nora a organizar la entrega de los nuevos tejidos a los niños de la sala Fucsia, por lo que ellos la han nombrado “Presidente” de la sala. ¡Cocó está orgullosa, feliz y animada!

Por suerte para estos niños que deben enfrentar todos los días una situación tan difícil, nació una red que los contiene. Una red que, punto por punto, teje un manto de esperanza y nos invita a pensar de qué manera cada uno de nosotros, con el tiempo y las habilidades que tiene, puede hacer también su pequeña contribución por los demás.

Inspirémonos con estos ejemplos… ¿qué es lo que podrías hacer tú?

 

 

 

* En todo el mundo, el “Día del Animal” se celebra el 4 de Octubre. Sin embargo, en Argentina se celebra el 29 de Abril en homenaje al Dr. Lucas Ignacio Albarracín, promotor de la Ley Protectora de Animales (# 2786), fallecido el 29 de Abril de 1926.